domingo, 31 de octubre de 2010

Dos cafés con sal por favor.



Alguien que disfrace mis días malos y los convierta en buenos.
Que no se enfade si no me entiende, si no me entiendo y lo mareo.
Que me saque la lengua cuando me ponga tonta y me haga enmudecer. Alguien con el que me pase las horas charlando sin llegar al aburrimiento. Que no le guste verme llorar y me haga reír hasta cuando no tengo ganas. Que me mire, lo mire, y me tiemblen las piernas sin remedio.
Alguien que no me prometa futuros que me dará y sea el día de hoy lo más importante.
Alguien que me eche de menos antes de haberme ido.
Que si mira a otra, luego me guiñe un ojo, y se ría de mis celos de hojalata…
Pero sobre todo…
Alguien que no tenga que perderme para darse cuenta de que me ha encontrado.

3 comentarios:

  1. Hey tu blog mola jaja;)
    te sigo, pasate :D
    www.motivaland.blogspot.com
    no olvides comentar*

    ResponderEliminar